LA IMPORTANCIA DE LA SALUD BUCODENTAL

La importancia de la salud bucodental no se limita únicamente a una función estética ya que, gracias a unos dientes sanos, podemos realizar diversas funciones vitales (masticación y deglución, que son el inicio de la digestión) y otras de tipo más bien social (fonación y sonrisa).

Desde el punto de vista funcional la boca nos permite la comunicación y la correcta pronunciación de las palabras, y gracias a ella, iniciamos el proceso de digestión, al masticar, formar el bolo alimenticio y deglutir los alimentos. Una boca que no está sana podría sufrir de halitosis, lo que influirá en las relaciones sociales de la persona afectada, en su interacción con los demás y, por tanto, en su autoestima.

La boca juega un papel importante en la salud general y la calidad de vida. La masticación, la deglución y la fonación son funciones de la cavidad bucal, en la que la boca participa como parte del sistema de protección del cuerpo: la saliva es la primera línea de defensa del sistema inmune contra el ataque de virus y bacterias, participa en la fonación, lubricando y facilitando los movimientos labiales y de la lengua.

La cavidad bucal nos permite comer, hablar, sonreír, besar, tocar, oler y degustar, de tal forma que sus alteraciones pueden limitar el desempeño escolar, laboral, social y familiar, por lo que se puede afirmar que el impacto psicosocial de los problemas bucales puedan afectar la calidad de vida de las personas.

Si cuidamos el cuerpo con mimo y esmero, debemos extender esos cuidados a la boca: cepillado tres veces al día, llevando una dieta equilibrada, utilizando seda dental y acudiendo a revisiones periódicas con el odontólogo para detectar de manera precoz cualquier problema. Estas visitas regulares al especialista harán mucho más que el mantenimiento de una sonrisa atractiva: le indicarán a tu dentista el estado general de tu salud.

La enfermedad de las encías implica complicaciones en la salud

Según diferentes estudios, existe una relación directa entre la enfermedad de las encías (periodontal) y las complicaciones en la salud como el derrame cerebral y la enfermedad coronaria. En el caso de las mujeres con enfermedad periodontales, muestran mayor incidencia de embarazos prematuros y nacimientos de bebés con bajo peso.

Asimismo hay investigaciones que demuestran que más del 90 % de las enfermedades que involucran varios órganos tienen manifestaciones orales, incluidas la inflamación de las encías, las úlceras bucales, la boca seca o problemas en las encías: diabetes, leucemia, cáncer pancreático, enfermedades cardíacas, renales, etc. En este sentido, tu dentista puede ser el primer especialista que diagnostique un problema de salud en su etapa inicial.

Los problemas que puede ocasionar una mala salud bucodental

  • Dolor oral y facial: que puede ser ocasionado, en gran medida, a infecciones de las encías y pueden conducir a la pérdida de dientes.
  • Problemas cardíacos y/o en otros órganos principales: las infecciones orales pueden afectar los órganos principales (corazón y válvulas cardíacas).
  • Problemas de digestión: un problema en la boca puede causar insuficiencia intestinal, síndrome del intestino irritable y otros trastornos de la digestión.

¿Qué hacer? Acudir al dentista regularmente ayuda a mantener la boca en buen estado y permite observar otros problemas de salud. Un examen dental puede detectar una nutrición e higiene deficientes, problemas de crecimiento y desarrollo, o una mala alineación de la mandíbula. Proporciona a tu dentista una historia clínica completa e infórmale de cualquier evolución reciente de salud, incluso si parece no estar relacionada con la boca.

Conservar una buena condición de salud bucal permitirá reducir la pérdida de dientes haciendo más eficaz el proceso de masticación, disfrutar más del sabor de los alimentos, mejorar la apariencia personal, mejorar la salud y el bienestar general, lo que dará como resultado un mejor desempeño social y personal.

Como en otros ámbitos de la salud, la prevención es la mejor manera para evitar una deficiente salud bucodental.

este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Abrir chat
¿Podemos ayudarte?